El diseño de stands en centros comerciales

El diseño de stands se encuadra en el marco de la arquitectura efimera, es decir, la que destaca por un uso temporal y relativamente breve. Sin embargo, la característica efímera de los stands (ligados a eventos que tienen un plazo de existencia limitado) no está reñida, como se verá más adelante, con una vocación de calidad.
Todo el proceso de los stands en los centros comerciales

La preparación de un stand de centro comercial

En primer lugar, hay que tener en cuenta la normativa del centro. Cada uno tiene la suya particular y puede influir en cuestiones como tamaños, distancias o, incluso, colores.

Por otro lado, resulta fundamental conocer las condiciones de cada centro comercial concreto. En este aspecto, el diseño se combina con la posición, puesto que, seguramente, convendrá que el stand se ubique junto a puntos de gran afluencia de público, zonas estratégicas, pasillos, distancias cercanas a vías de acceso o servicios como la electricidad o el agua.

Una vez se tienen claros estos condicionantes, es el cliente quien participa, junto a la empresa de stands, en la creación del proyecto. No cabe duda de que el stand se convierte en un activo de la marca que lo explota.

En resumidas cuentas, forma parte de su estrategia de branding y ha de generar un valor añadido para la empresa que lo ha comprado o alquila. Por lo tanto, el cliente expone, con total libertad, sus requisitos y se elabora una propuesta que, gráficamente, se plasma en unos bocetos.

La construcción del stand de un centro comercial

El siguiente paso implica el contrato de explotación del stand en cuestión, el cual se puede adquirir en propiedad, aunque lo habitual es optar por el alquiler. Esta opción es mucho más ventajosa, ya que como cliente se disfrutará del stand, pero no de su guardado y almacenaje.

Diseño de stands la casa de las carcasas

Diseño de stands la casa de las carcasas

Es preciso hacer constar en las cláusulas del contrato los ajustes de la forma del proyecto y los materiales a emplear. Se procede a la fase de construcción del stand, la cual variará en función de la magnitud y complejidad del proyecto.

No obstante, las empresas que se encargan de estas operaciones están acostumbradas a trabajar con cierta premura y plazos y presupuestos muy ajustados, ya que, por ejemplo, los expositores de las ferias de muestras constituyen unos de sus principales clientes.

En muchas ocasiones, por necesidades o gustos del cliente, pueden, incluso, echar mano de estructuras modulares. El transporte y montaje de dichas estructuras, lógicamente, puede abaratar y agilizar la puesta en funcionamiento de los stands.

La visión integral de un stand de centro comercial

Sin lugar a dudas, todo el proceso que culmina con el uso del stand en el centro comercial implica un estudio global de necesidades en el que pueden participar rotulistas, carpinteros, electricistas, montadores, pintores y carpinteros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies